Facilita: Patricia Porrero

Durante el Encuentro habrá dos sesiones diferentes que puedes elegir:

PRIMERA VIVENCIA: Jueves de 10:00 a 13:30 en la Sala Sufí

«La vida: Conexión, Creatividad y Acción»

Necesitamos vivir conectados con nuestras necesidades, con la vida, con el entorno para crear y vivir nuestros proyectos.
Biodanza es una pedagogía creada por el psicólogo y antropólogo chileno Rolando Toro que se practica en todo el mundo desde hace más de 30 años.
En ella descubrimos un sistema de integración humana, renovación orgánica, reeducación afectiva y reparendizaje de las funciones originarias de la vida.
En esta sesión daremos un paseo por nuestra capacidad de conectarnos con nuestro interior y nuestro entorno para descubrir qué necesitamos para «bien vivir» integrando todo lo que viene y siendo capaz de dar respuesta a cada situación desde nuestra acción empoderada, amorosa y disfrutona.
Biodanza significa etimológicamente: “danza de la vida”. Entendiendo danza como movimiento pleno de sentido.
Todos bailamos la danza de nuestra existencia durante toda nuestra vida.
Un viaje para ver de vista de águila como es nuestra vida.

SEGUNDA VIVENCIA: viernes de 18:00 a 20:00h en la Sala de las Estrellas

Biodanza «Vivir es un movimiento sexual»
Nos han contado muchas cosas sobre la sexualidad. Y o le tenemos miedo a estos espacios o bien nos tiramos a ellos de cabeza con poca escucha y con expectativas que poco o nada tienen que ver con el modelo biocéntrico.
Biodanza propone la linea de sexualidad como un espacio de cuidado, de feedback, de dialogo respetuoso entre los participantes.
La linea de sexualidad en Biodanza nos formatea, eleva el humor endogeno, nos calma y proporciona bienestar.
La sexualidad es el gozo de vivir.
¿Qué te da placer en la vida? ¿Qué parte dedicas del día a día a gozar con el momento presente?
¿Te atreves a abrirte a los sentidos, a lo sensorial?
¿Qué experimentas al degustar un helado en pleno verano? ¿O al bañarte en el mar? ¿O al experimentar las fragancias de la naturaleza en un paseo en primavera? ¿O al tocar la gélida nieve en tus manos y luego acercarlas al fuego que nos reconforta?
Recuperar al/la niño/a que está conectado/a con la experiencia y la lleva al cuerpo y la disfruta desde la inocencia más sutil.
Utilizaremos danzas sencillas en las que poder movernos en un grupo de amigos comprometidos en acompañarnos desde la ternura.
A veces menos es más.
Abrir la puerta al deseo, a la suavidad, al juego para comenzar a caminar por un sendero gustoso en nuestros quehaceres diarios.

¿QUÉ ES LA BIODANZA?

La Biodanza es un sistema de crecimiento personal orientado al estudio y fortalecimiento de la expresión de las potencialidades humanas a través de la música, ejercicios de comunicación en grupo y vivencias integradoras.

Está organizado según un modelo teórico y estructurado a través de un conjunto de ejercicios en los cuales el movimiento, la música y las situaciones de encuentro generan oportunidades para la evolución.

La Biodanza se estructura de acuerdo con un modelo científico. En él encontramos que nuestro potencial humano se desarrolla en cinco grandes líneas de vivencia: La vitalidad, la sexualidad, la creatividad, la afectividad y la trascendencia. Estas cinco líneas abarcan la totalidad de nuestra vida y su desarrollo y expresión nos indican nuestro grado de salud e integración.

Las clases están compuestas de ejercicios-danza con músicas seleccionadas. Estas danzas tienen un significado simbólico sobre nuestra vida, tienen la capacidad de modificar nuestra “danza existencial” y rescatan de ella aquellos aspectos que faltan para una expresión plena y auténtica.

Etimológicamente, Biodanza significa “danza de la vida”, entendiendo danza como movimiento pleno de sentido. Todos bailamos la danza de nuestra existencia durante la vida. Esta danza se expresa a través del cuerpo y se refleja en nuestras actividades, en nuestro estilo de vida, en nuestras relaciones y en nuestra calidad de vida.

Biodanza incorpora a nuestra danza existencial los movimientos naturales y la emoción que nos vincula a nosotros mismos, al otro, y a la naturaleza, creando una danza integrada, plena de significación, que refuerza el equilibrio orgánico, psíquico y existencial, posibilitando la expresión plena y auténtica de nuestras potencialidades humanas.

Aporta condiciones para que cada persona encuentre formas más saludables de vivir que incorporen la salud, el placer, la alegría, la creatividad en todas sus expresiones, la afectividad, la autoestima, el contacto y la comunicación.

Disfruta de 50€ de descuento 

Solo para reservas para todo el Festival anteriores al 30 de Junio. Plazas limitadas